Programa de inserción laboral

Abarca todos los planes, actividades y recursos –productivos, formativos y de orientación vocacional– puestos a disposición de la persona desde que es adscrita al dispositivo laboral hasta su alta del proceso. El proceso es un itinerario por niveles y se desarrolla mediante diferentes subprogramas (de menor a mayor autonomía):

Fases de la incorporación al proceso laboral

Las personas que se incorporen a este proceso pasarán por tres fases:

  • Fase de recepción

    Abarca desde la incorporación a una plaza en Taller o al AEO hasta la superación del periodo de prueba para Talleres o el consentimiento de seguir en el AEO.

  • Fase PIR o de intervención

    Programa Individualizado de Rehabilitación en dispositivo o servicio laboral. Abarca desde el final de la fase anterior hasta el alta de los dispositivos. Esta fase tiene una duración de tiempo muy amplia, dependiendo de la realidad de cada persona. En esta fase tienen lugar un conjunto de intervenciones cuyo objetivo final es la rehabilitación psicosocial del paciente. La duración mínima suele ser un año, la máxima va a depender del grado de dificultad de la persona. En esta fase se lleva a cabo una evaluación y revisión periódica del PIR.

  • Fase de alta

    Abarca desde la propuesta de alta (por rehabilitación, traslado, abandono, enfermedad…) hasta la salida efectiva de los dispositivos.