Programa residencial

Es el conjunto de dispositivos y actividades orientados a favorecer la integración, la permanencia y la participación activa en la vida social de personas con Trastorno Mental Grave, a través de la cobertura y la supervisión de necesidades básicas de la vida cotidiana como son la vivienda, la alimentación, los cuidados básicos (higiene, autocuidado, organización cotidiana…), el desarrollo de actividades de la vida cotidiana y gestiones externas, relaciones sociales, necesidades sociales. Constituye pues un instrumento imprescindible en procesos de transición hacia la vida autónoma.

 

Pisos tutelados

Contamos con una red de pisos tutelados orientada a favorecer la integración, permanencia y participación activa en la vida social de personas con Enfermedad Mental Grave, a través de la supervisión de necesidades básicas de la vida diaria como vivienda, alimentación, cuidados básicos, ocio y tiempo libre, relaciones y necesidades sociales…

Ofertamos 18 plazas repartidas en varios pisos situados todos en la comunidad. Se trata de pisos compartidos donde los usuarios se hacen cargo del cuidado y mantenimiento con el apoyo de los profesionales.

Apoyo domiciliario

Es el conjunto de intervenciones con recursos necesarios destinados a que el usuario cubra sus necesidades de alojamiento. Proporcionando de una forma flexible el apoyo que requieran en cada momento de su vida.

Objetivos:

  • Asegurar una vivienda digna y estable.
  • Facilitar que vivan de un modo mas autónomo y normalizado.
  • Fomentar una implicación personal en el mantenimiento y limpieza de la vivienda.
  • Potenciar la convivencia.
  • Mejorar la integración en el entorno comunitario.